lunes, 20 de febrero de 2017

Desavenencia - Cuento

Standard
Cuento Corto Autor Raúl Rojas Voz del Narrador
Desavenencia - Cuento




Los momentos de calma solo eran el espacio de tregua para tomar un poco de valor y carácter: por tercer día consecutivo las discusiones ocupaban gran parte de la tarde-noche. El enfrentamiento entre Angélica y Sandra cada vez era más intenso. Bertha solo las observaba recostada en su sillón preferido junto a una pequeña ventana con vista al jardín.



—Sandra, tienes que venir —exclamó con los ojos llorosos—, me lo habías prometido. 
— ¡No insistas! —Sacudió su brazo al sentir que Angélica la tomaría de éste—. Ese es tu mayor problema, no sabes entender, no quieres entender. Ya no me molestes más.
—Angélica, estás mal. Te estás haciendo más daño, déjame ayudarte, por favor. —Le lanzó una mirada de la cual Sandra no pudo escapar, ni sostener. 



Continuó repitiéndose la discusión por un día más y las lesiones físicas se hicieron presentes, dos brazos, una pierna y un rostro ahora estaban marcados con rasguños y golpes. La discusión fue entonces más profunda hiriendo los sentimientos y descalificando las decisiones del pasado. 


El lunes temprano, sin embargo, aquella desavenencia desapareció cuando el esposo Bertha llegó de su viaje con los medicamentos que su querida esposa había olvidado en la casa de la ciudad. Angélica y Sandra desaparecieron casi al instante, dejando únicamente rasguños y golpes en Bertha y unas ganas tremendas de no volverlas a ver jamás.
_____


© Raúl Rojas

Descárgalo Gratis

0 comentarios:

Publicar un comentario